BOCA SANA IN CORPORE SANO

¿Sabías que tu salud bucodental afecta a tu rendimiento deportivo?

La práctica deportiva actual, con fines recreativos o profesionales representa para muchos una forma de vivir más y mejor, con la intención de conseguir un estado de satisfacción física, mental y emocional. Con lo cual, existe un aumento de adultos y jóvenes que se sienten atraídos por practicar deporte, asistir a gimnasios o participar en eventos deportivos y competiciones. Sin embargo, la boca y todas sus estructuras (dientes, encía, hueso, Articulación Temporomandibular – ATM) pueden verse seriamente afectadas por ciertas prácticas deportivas.

Al mismo tiempo, una salud bucal deficiente, puede comprometer de manera significativa el rendimiento deportivo. La Sociedad Española de Odontología del Deporte (SEOD) reconoce que “existe una relación directa entre el estado de salud bucodental y el rendimiento deportivo de aquellas que personas que realizan deportes tanto a nivel profesional como por ocio”.

¿Y cómo pueden afectarme mis dientes y encías en la práctica de deporte? ó ¿Cómo puede afectarme practicar deporte a mi salud oral?

Una lesión de origen bucal puede ser causante de alteraciones a distancia, involucrada en lesiones musculares, articulares o tendinosas recurrentes o mal curadas, además de afectar riñones, sistema digestivo y nervioso entre otros. Los procesos dolorosos, inflamatorios o infecciosos agudos en la cavidad bucal pueden conducir a un deterioro marcado del estado de salud general, comportando trastornos digestivo con problemas dietéticos y alimentarios. Todo esto, conduce a una disminución del desarrollo físico e intelectual, e interfiriere en el correcto entrenamiento, preparación física, o el abandono de una competición.

¿Cuáles son los problemas bucales mas frecuentes en los deportistas?

Caries Dental: Mayor predisposición, en aquellas disciplinas que requieren del consumo de productos de alto rendimiento calórico y alto contenido en azúcares y carbohidratos (Barras energéticas, geles y frutas). Sumando a la hidratación con bebidas energéticas, hidratantes y zumos de frutas. Se debe mantener un equilibrio entre “la cantidad y frecuencia” en el consumo de azucares, carbohidratos y bebidas glucosadas y ácidas, ya que esto puede incidir directa y proporcionalmente en el estado de los dientes y encías. “Las caries podrían cambiar el destino de una competencia”. Alteración de la Saliva: Una reciente investigación publicada por The Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports (2014), señala que los deportistas durante la práctica de ejercicio físico intenso experimentan un cambio en la composición química de la saliva (PH más alcalino) acompañada de una reducción en su cantidad. Lo que se asocia a una mayor formación de cálculo (placas de sarro) alrededor de los dientes, encía y hueso, con la consecuente predisposición a padecer trastornos bucodentales asociados (Periodontitis- Caries).

Estética- Autoestima- Trastornos Digestivos: La pérdida o ausencia de piezas dentales afecta en gran medida el proceso digestivo, el cual comienza con la masticación de los alimentos, cuando estos no son triturados debidamente, pueden ocurrir fallos expresados en trastornos digestivos y mala utilización de los alimentos suministrados.

Por otra parte, la estética es muy importante en algunas disciplinas deportivas como la natación sincronizada y la gimnasia artística. De tal forma, al igual que la población en general, la pérdida de piezas dentales, puede tener una importancia significativa en la autoestima de los deportistas.

Traumatismos- Desgaste – Fractura- Deterioro Dental: Deportes de impacto o contacto físico directo exponen a los deportistas a sufrir traumatismos en la cara-cabeza-cuello. Pudiendo ocasionar fractura dental, avulsión (pérdida de dientes), e incluso fractura del hueso maxilar, la mandíbula y ATM. Un ejemplo de estas actividades son: Boxeo, lucha libre, Artes marciales. Fútbol, Fútbol americano, Rugby. Baloncesto. Water-polo. Castellers Hockey (sobre hielo, patines). Motociclismo. Esquí Gimnasia artística.

También están presentes los “microtraumatismos o pequeños traumas”, se producen de manera sistemática, repetida y silenciosa, ocasionando desgaste, fisuras o fracturas en los dientes. En consecuencia, pueden acabar provocando sensibilidad, dolor e incluso alteraciones en la pulpa dental (nervio del diente). Bruxismo- Estrés- Tensión- sobrecarga muscular:

Practicar algunos deportes, programas de entrenamiento mantenidos, competiciones, eliminatorias, finales, torneos etc., suele generar una sobre carga emocional debido a la presión psicológica a la que se someten los atletas generando Estrés y Tensión. Una forma de expresar esa tensión, es produciendo un apretamiento de los músculos masticatorios (maseteros, pterigoideos) y dientes, parafunción conocida como “Bruxismo”. Éste no sólo afecta a los dientes, también provoca dolores a nivel de la musculatura de la cabeza, cuello y espalda. En ocasiones dicha parafunción se ve incrementada cuando aparece el Estrés Situacional propio de cada deporte. Ejemplos: Esfuerzo físico máximo – Levantamiento de pesos Gran aceleración – Esquí (Slalom), Piloto de carreras Impactos – Boxeo, Rugby Muelas del juicio o tercer molar: Su erupción va desde los 18-24 años aproximadamente, edad de intensa práctica deportiva y alta exigencia, por lo que los procesos dolorosos, inflamatorios e infecciosos asociados a las muelas del juicio podrían ser un hándicap a tomar en cuenta en el marco de una competición, eliminatoria, etc. Alteraciones posturales: Alteraciones a nivel bucal, como la mal oclusión (mordidas incorrectas), ausencia de una o más piezas dentales, deglución atípica, ortodoncia, entre otros, pueden provocar tensiones que conllevan a un desequilibrio muscular. De este modo se producirá un gasto energético adicional, al intentar compensar dicho desequilibrio. Será muy importante intentar identificar, corregir y evitar estos estados de desequilibrio, con la intención de alcanzar la mayor eficiencia energética posible. “Un pequeño desequilibrio en la boca puede extenderse por todo el cuerpo”. En Conclusión: En Clínicas Barudent ofrecemos un plan de exámenes, control y prevención dirigido a los deportistas de cualquier nivel, con la finalidad de prevenir y evitar la aparición o coincidencia de trastornos bucales, episodios dolorosos y/o infecciosos con el calendario deportivo que puedan frustrar una competición. Por último, resaltamos el valor de los “Protectores Bucales”, para proteger y ayudar a canalizar el estrés/tensión que supone realizar ciertas prácticas deportivas, además de prevenir lesiones por golpes o impactos a nivel de dientes, encía labios y ATM. Los protectores bucales que ofrecemos a nuestros pacientes son fabricados, diseñados y personalizados de forma individual y a medida para cada paciente, de este modo, podemos garantizar una mayor protección y seguridad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.